Y sí… Menos es más. La tendencia principal de este año son los contenidos interactivos y dinámicos, ¡pero básicos!

Es necesario exponer lo esencial en tu boletín, con GIFs o pequeños vídeos, para diferenciarte y captar más al internauta. No es necesario hacer toneladas de ellos y sobrecargar tu correo, con varios productos o varios mensajes -> Una información por correo.

Así, el consumidor retiene la mayor parte de tu boletín en pocos segundos, y absorbe la información gracias al contenido dinámico.

El contenido interactivo permite a los consumidores interactuar directamente desde su boletín, sin pasar por el sitio web. Esto le da un aspecto lúdico y reduce considerablemente los pasos del proceso de compra.

Esta interactividad puede ir desde la presentación de un nuevo producto, con varias características que el usuario puede cambiar desde el correo electrónico, una encuesta o un juego para ganar un vale.

En definitiva, todo es bueno para retener la atención del consumidor y recabar algo más de información, para conocerle más, con el fin de ofrecerle campañas de emailing más avanzadas y adaptadas a sus elecciones.

Asegúrate de que dispones de las herramientas adecuadas para que el internauta reciba la información…

Entradas relacionadas